¿Qué es una cámara IP y cuál es su utilidad?

¿Qué es una cámara IP y cuál es su utilidad?

Una cámara IP es una cámara que emite las imágenes directamente a la red (intranet o internet) sin necesidad de un ordenador. Las cámaras IP permiten ver en tiempo real qué está pasando en un lugar, aunque esté a miles de kilómetros de distancia. Son cámaras de vídeo de gran calidad que tienen incluido un ordenador a través del que se conectan directamente a Internet.

 

Una cámara IP (o una cámara de red) es un dispositivo que contiene: Una cámara de vídeo de gran calidad, que capta las imágenes. Un chip de compresión que prepara las imágenes para ser transmitidas por Internet, y Un ordenador que se conecta por sí mismo a Internet.

 

Aunque las cámaras de videovigilancia hacen uso de Internet para transmitir sus videos, no son como las conocidas webcams, que están diseñadas para socializar en línea y no para aplicaciones de seguridad.

 

Las cámaras IP se conectan directamente a las redes IP, no a través de un ordenador, registran a velocidades de cuadro más altas, y generalmente tienen una mejor resolución que las webcams.

 

Tienen funciones denominadas PTV (pan-tilt-zoom) para acercamiento, panaorámica y movimientos verticales y horizontales, también tienen capacidades de audio para escuchar y reproducir sonidos.

 

Las cámaras de seguridad IP vienen con software de monitoreo y de gestión que permite activar alarmas y alertas por correo electrónico cuando ocurren ciertos eventos. Por ejemplo, puede designar las áreas de detección de movimiento dentro de un marco y generar alertas cuando hay algún movimiento dentro de esa zona. O bien, puede configurar el sistema para comenzar a grabar cuando se producen determinados eventos.

 

Dado que estos sistemas de seguridad están basados en la tecnología IP, se puede monitorear, almacenar y archivar vídeo, audio y datos de la aplicación asociada a través de Internet o a través de redes privadas de datos.

 

El video se puede llevar a cualquier parte de la red IP, a diferencia de la vieja tecnología analógica de circuito cerrado de televisión (CCTV), que requiere un equipo compatible y un cableado coaxial exclusivo. Cualquier persona con la debida autorización de seguridad y un navegador web estándar puede controlar y configurar las cámaras de vídeo desde cualquier ubicación en la red.

 

Para una instalación exitosa de un sistema de vigilancia IP es necesario tener una red robusta, ya sea cableada o inalámbrica. También es necesario tener una fuente de alimentación para las cámaras de seguridad, esta puede venir de la instalación eléctrica o a través de la red usando equipos que se alimenten a través de una red PoE (Power over Ethernet). La tecnología PoE le permite enviar la energía a través de líneas Ethernet, por lo que no tiene que colocar las cámaras cerca de fuentes de energía.